Familia Jovenes

Fórmula de Hollywood para las relaciones amorosas

noviazgo
Written by Todo Consejo

Según Hollywood, hay cuatro pasos que conducen a las relaciones profundas, íntimas y ardientes que duran para siempre:

Paso 1: Encontrar a la persona correcta

Así es. La clave del amor es encontrar a esa persona especial que fue hecha sólo para ti. Está ahí; sólo hay que encontrarla. Pasea en auto. Asiste a fiestas. Mantente alerta. El momento llegará.

Paso 2: Enamorarse

Cuando encuentra a esa persona, algo sucede y usted lo sabe. Nadie sabe cómo, pero te darás cuenta. Algo en la forma de caminar o hablar; una mirada breve o un gesto pueden ser suficientes. A lo mejor no conozcas su nombre ni sepas mucho de ella o él, pero sabrás que estás enamorado(a).

Desafortunadamente, tu coeficiente intelectual bajará treinta puntos inmediatamente. Gastarás el dinero que no tienes. Perderás tiempo haciendo cosas ridículas. Esta experiencia asombrosa y buscada de “enamorarse” se equipara con sensaciones abrumadoras que vuelven superfluos a la razón, los antecedentes, los intereses compartidos y la compatibilidad. Hollywood dice que el amor “te vuelve loco”. Tomarás decisiones que todos los que te conocen

considerarían lo más tonto que hayas hecho en tu vida. Pero estás enamorado. Y el amor es lo único que vale. Lo sabes porque las emociones tan fuertes, repentinas y abrumadoras deben ser reales. La única opción parece ser tomar el próximo paso.

Paso 3: Fijar las esperanzas y los sueños en esa persona para la realización futura

En las películas, el amor inhabilita a todas las otras decisiones. En la versión de Hollywood, una vez que te enamoras, todas las otras promesas que hayas hecho quedan anuladas. No se te puede exigir que cumplas ningún compromiso previo. La persona con la cual te “enamoras” se convertirá en el objeto de tu vida, tu futuro, tus sueños y tu satisfacción. De repente, te das cuenta que sólo con esa persona estará completa tu vida. La vida tendrá sentido como nunca antes (con excepción de todas las otras veces que te hayas enamorado).

De hecho, estarás repitiendo las frases “no sé que haría sin ti”, y “no puedo seguir sin ti”. Comienzas a creer que no puedes seguir adelante sin esa persona. Sueñas constantemente con ella. Realmente, crees que esta persona suplirá tus anhelos y necesidades más profundas y te satisfará el 100% del tiempo.

Hollywood equipara el encaprichamiento con el amor. Este período de intenso encaprichamiento y emociones sobrecargadas puede durar de seis semanas a dieciocho meses. Cuando los sentimientos empiezan a calmarse (inevitablemente), se nos ha condicionado para creer que nuestro amor está muriendo. La pareja perfecta resulta tener una o dos fallas. No llega a igualar nuestra imaginación. Desilusionados y desanimados, comenzamos a cambiar nuestro enfoque. A medida que las emociones se calman y la irritación se intensifica, comenzamos a culpar a la otra persona de nuestros problemas.

Hollywood provee un conveniente “Plan B” cuando el “amor verdadero” falla.

Paso 4: Ante el fracaso, repetir los pasos 1, 2 y 3

Tarde o temprano, el paso 3 suele conducir al fracaso. Cuando llega el rompimiento relacional, la formula de Hollywood ofrece una solución rápida y supuestamente indolora. Toma el paso 4: volver al principio. Repite los pasos 1, 2 y 3. A lo mejor esta vez funcionará.

A lo mejor parezca duro y rompa algunos sueños románticos, pero esta fórmula es lo que, en la actualidad, la mayor parte cree acerca de cómo funcionan las relaciones.

Reporte de calificaciones de la fórmula de hollywood

La población de personas divorciadas es la categoría de estado civil que tiene el índice de más rápido crecimiento en los Estados Unidos de América. En 1970, el número total de personas divorciadas era de 4,3 millones. Para 1996 (27 años más tarde) había aumentado a 18,3 millones. Si estuviéramos hablando de un virus o una infección, los CCE (Centros de Control de Enfermedades) dirían que es una epidemia catastrófica.

Una mujer escribió un artículo, “Hijos del divorcio, 25 años más tarde”. Halló que el impacto negativo de la desintegración de la familia continúa en la adultez. Luego de estudiar a 1400 familias divorciadas desde principios de la década de los años 70, señala un período de crisis aproximadamente dos años después de la separación cuando los adultos, preocupados por su propia vida, típicamente descuidan sus propios deberes como padres en el momento que sus hijos están tambaleando bajo el golpe de su pérdida.

 

Quizá te Interese:

 

About the author

Todo Consejo

Deja un comentario

Recibe Consejo

Suscribete Gratis

* Importante