Familia Padres

No hagan enojar a sus hijos – Parte 3

adolescentes enojado discutiendo con su padre
Written by Todo Consejo

No hagan enojar a sus hijos, este es el tercer articulo sobre este tema. Necesitamos ser cuidadosos con nuestros hijos.

A. Puedes hacer enojar a tu hijo cuando actúas de una manera contradictoria ante él o hacia él, al:

  1. No sostener tu palabra convirtiéndote en una persona no confiable (es decir, prometiéndole llevarlo a alguna parte y luego, arbitrariamente, cambiar tus planes para agradarte a ti mismo, violando Mt 5.37; Ef 4.15,25; Col 3.9).
  2. No disciplinar bíblicamente cuando es necesario (violando Pr 13.24; 23.13; He 12.7-8) o hacerlo cuando estés molesto y enojado (violando 1Co 13.5; Ef 4.31).
  3. Ser inconstante y contradictorio en tu hablar o en tus acciones (es decir, mostrando poca o ninguna respuesta en el momento de la desobediencia de tu hijo y, en otra ocasión, reaccionando con clara molestia, palabras ásperas y castigando en vez de restaurar, violando Pr 15.1; Gá 6.1; Ef 4.15,29; Col 6).
  4. No confesar los pecados que has cometido
    en contra de tu hijo o tratar de dar excusas por tu comportamiento pecaminoso, haciendo un esfuerzo para justificarte a ti mismo (violando Mt 5.23-24; Ro 12.18; Stg 5.16).
  5. Rehusar perdonar a tu hijo (es decir, diciendo cosas como “nunca voy a poder perdonarte por lo que me has hecho”) y al mismo tiempo exigir que tu hijo perdone a los demás por las ofensas cometidas en su contra (violando Mt 5.13-14; 18.21-22; Mr 11.25-26; Ef 4.32; Col 3.12-13).

“Hago una pausa para decirte que si te esta siendo de ayuda este articulo, te ánimo a suscribirte en el cuadro de abajo que dice ¿Quieres Consejos? para recibir las ultimas actualizaciones de este blog. Si quieres hace una consulta, tienes preguntas o dudas, tal vez un consejo, haz clic aquí y envíamelo.”

B. Puedes hacer enojar a tu hijo cuando lo descuidas, al:

  1. No dedicarle tiempo a tu hijo para mostrarle la aplicación de la Palabra de Dios en la vida cotidiana (violando Dt 6.6-7).
  2. No escuchar con paciencia cuando tu hijo te hable, ya que estás “muy ocupado” con tus propios intereses (violando 1Co 13.4-5; Fil 2.3-4; Stg 1.19) o
  3. No disciplinar a tu hijo bíblicamente o no hacerlo en el momento oportuno, demorando la corrección, debido a que “no sientes deseos para hacerlo”, o esperas a que se acumulen varias faltas para llevarla a cabo (violando Pr 13.24; 19:18; Ec 8.11).

Si te fue de ayuda este articulo te animo a dar tus comentarios en la parte de abajo y también a visitar mi otro blog: rogerpuma.wordpress.com

Opt In Image
¿Quieres Consejos?
Su vida nos importa y podríamos conocerlo mejor

Conociéndole mejor podremos recomendarle material de ayuda para su vida y la de su familia. Le solicitamos tomar unos segundos para llenar el formulario de datos personales.. Suscribete para recibir "Consejos"

About the author

Todo Consejo

Deja un comentario

Recibe Consejo

Suscribete Gratis

* Importante