Superacion Personal

Para Mejorar Tu Productividad En El Trabajo

mujer productiva en el trabajo
Written by Todo Consejo

Se trata de un conjunto de hábitos ayudan a conseguir mejores resultados. No valora una mayor producción, sino una producción de mayor calidad.

Esa es la teoría. En la práctica son muchas las veces que el trabajo se puede hacer aburrido o tedioso, y puede dar la sensación de que no se acaba nunca. Existen una serie de pautas que pueden ayudar a mitigar esos sentimientos, que permitirán trabajar menos horas, rendir más, y por lo tanto aumentar la productividad laboral.

1. Planificar la jornada.- La clave del orden. El día anterior es conveniente dedicar un rato por la noche a pensar las tareas que se deben afrontar al día siguiente, y establecer un orden de prioridades. Marcar un horario para cada labor ayuda a ganar tiempo.

2. Madrugar.- Cuanto antes se empieza, antes se termina. Además, llegar primero al trabajo evita tener que pararse a saludar a todo el mundo y ayuda a concentrarse.

3. Empezar por lo más difícil.- Lo mejor es comenzar resolviendo lo más complicado. Al comenzar el día se tiene más energía, que se va perdiendo a lo largo de la jornada. Dejar lo más complicado para la última hora se hará muy tedioso.

4. Un tema de cada vez.- “Quien mucho abarca, poco aprieta”, dice el refrán. Es recomendable resolver los temas pendientes de uno en uno. Estar centrado en cinco cosas a la vez, sin terminar ninguna, lastra la productividad. Además, merma la concentración y hace que el resultado de las tareas realizadas sea más pobre.

5. Descansar.- Descansar durante cinco minutos cada cierto tiempo ayuda a desconectar y permite concentrarse mejor y hacer más productivo el tiempo dedicado a cada labor. Sienta mejor que cogerse media hora por la mañana y estar el resto del tiempo pegado a la mesa de trabajo.

6. Aprender a decir ‘NO’.- En ocasiones se abarca más de lo que realmente se puede hacer. Si se está con un proyecto importante, que requiere mucha atención y tiempo, en el caso de que ofrezcan otro lo mejor es rechazarlo, al menos hasta terminar el primero.

7. Reducir el número de reuniones.- Hay que reducir el número de reuniones a las que se asiste a las mínimas imprescindibles. La mayoría son poco productivas, y se trata en ellas temas que se podrían arreglar por email.

8. Delegar.- Como ya se ha comentado, es imposible abarcarlo todo. Por ello es necesario pedir ayuda en ciertas ocasiones, y en otras delegar tareas, responsabilidades y decisiones en gente preparada para asumirlo.

9. Pico de productividad.- Cada persona tiene un momento del día en el que sabe que está más fresco, con más energía. Hay gente que lo tiene a primera hora, otros a media mañana, a última hora… Siempre que sea posible es recomendable planificar el día para que lo más importante coincida en esa hora concreta de máximo rendimiento. El trabajo saldrá mejor.

10. Orden.- El orden es fundamental. Un lugar de trabajo limpio y espacioso, una mesa bien organizada, ayudan a estar más relajado y trabajar mejor. El desorden provoca crispación.

Fuente: eleconomista.es

Quizá te Interese:

About the author

Todo Consejo

Deja un comentario

Recibe Consejo

Suscribete Gratis

* Importante