Superacion Personal

¿Qué es ser un buen amigo?

Circulo de amigos
Written by Roger Puma

«Precioso tesoro poseen los que amigos tienen. Precioso tesoro». F.A.L.
Tener amigos es una de las experiencias que más agradezco al Señor. Tener buenos familiares es hermoso, tener buenos compañeros de trabajo es una dicha, compartir la vida con hermanos en Cristo es enriquecedor y estimulante, pero tener amigos profundos, leales, «amigos del corazón» es un tesoro invalorable.

Las amistades hay que construirlas, así como se construye cualquier tipo de relación.

Muchas veces caemos en la trampa de «buscar amigos que enriquezcan

nuestra vida», sin darnos cuenta que por el ejemplo del Gran Amigo, el Señor Jesucristo, debemos «buscar enriquecer la vida de nuestros amigos» o de aquellos que nos necesitan como amigos.

1. Ser amigo es pensar en el otro.

Así como nos gusta —y nos hace bien— el saber que otros piensan en nosotros, de la misma manera debemos ocuparnos y pensar en nuestros amigos.

«El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo» (Pr. 18.24).

Hebreos 10.24 nos enseña que debemos «considerar» al otro —pensar en— para estimularlo al amor y a las buenas obras.

Si deseamos tener amistades genuinas, pues debemos estar dispuestos a trabajar en ellas, pensar cómo bendecir al otro y de qué manera hacerlo partícipe de las cosas importantes de nuestra vida.

2. Ser amigo es ser constante.

«En todo tiempo ama el amigo» (Pr. 17.17). Pueden pasar los tiempos y pueden cambiar las circunstancias, pero el verdadero amigo permanece en su relación.

La Palabra de Dios nos dice: «No dejes a tu amigo ni al amigo de tu padre» (Pr. 27.10).

3. Ser amigo es también aceptarse a sí mismo.

Cuando pienso adecuadamente bien de mí mismo, (no lo que quiero sino lo que Dios dice de mí) entonces mis amigos —y todos los que me rodean— pueden salir beneficiados.

A medida que trabajo en mi propia vida, a medida que pienso adecuadamente de mí mismo y pongo empeño en mejorar y adelantar, estaré ofreciendo una mejor persona a los demás, un mejor amigo.

Todo aquello que traiga mejoras a mi carácter, a mi forma de ser, a mis hábitos de comportamiento, todo aquello que me haga crecer, será «capital disponible» para aquellos que se relacionan conmigo.

4. Ser amigo es priorizar la verdad, la honestidad, la lealtad.

Proverbios 27.17

Aguzar es hacer o sacar punta, es Avivar el entendimiento o los sentidos, para que perciban mejor y con más detalle

Así como el hierro es aguzado por otra herramienta de hierro, de la misma manera se forma el carácter —«rostro» — del hombre, en contacto con su amigo.

Sabemos que es placentero decir al otro las cosas que le gustan y que son agradables a su oído. Pero eso no «aguza el rostro del amigo», como dice la Palabra, sino que más bien «tiende lazos bajo sus pies».

Aguzar el rostro es hablar la verdad. Es confrontarlo con la verdad, porque ambos se deben lealtad, y ser leal no es lo mismo que ser cómplice. Ser leal es mantenerse íntegro al lado del ser amado, buscando permanentemente su bien.

¡Sea un buen amigo!

¡Piense en aquellos con quienes Dios le ha dado la dicha de tener una amistad! ¡Bendígalos de palabra y de hecho! Y usted saldrá ampliamente beneficiado. ¡Sea un buen amigo!

Por Rafael Madero Miraflores – © Los Temas de Apuntes Pastorales, volumen II, número 6.

About the author

Roger Puma

Deja un comentario

Recibe Consejo

Suscribete Gratis

* Importante